(NATIVA103.5FM) Senadores aprueban en segunda lectura proyecto de ley contra lavado de activos y terrorismo (NATIVA103.5FM) Prorrogan por 7 días detenciones en Perú de exgobernador de Cuzco y abogado (NATIVA103.5FM) Presentan en Honduras proyecto de saneamiento del sistema sanitario Licey al Medio (NATIVA103.5FM) Reinaldo Pared pide confiar en proceso de elección de miembros de las altas cortes (NATIVA103.5FM) Matan un teniente de la Policía Nacional y lo despojan de su arma de reglamento (NATIVA103.5FM) Condenan a cinco años de prisión a falsificador de marbetes y comprobantes fiscales (somos) música y noticias las 24 horas. esta pagina es actualizada varias beses al día


-


SANTO DOMINGO. El dinero que recibieron funcionarios e intermediarios del Gobierno dominicano de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de obras, debe ser motivo de reflexión en esta Semana Santa.
El llamado lo hace monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, quien asegura que si el dinero no es devuelto al Estado, la historia les obligará a devolverlo.
“Recuerdo el mandamiento, no robarás y si robaste, arrepiéntete y devuelve lo que robaste, es lo que les diría a ellos, si no tienes fe, si eres ateo, eso que tú te robaste si no lo devuelves la historia te obligará a devolverlo”, planteó de la Rosa y Carpio.
“Qué van a pensar tus hijos, tus descendientes, no se sentirán felices de ti, están recibiendo un dinero que está lleno de podredumbre. Entonces ese dinero que se robó que se devuelva, lo mejor es reconocer: fallé y me arrepiento”, agrega.
Al conversar con Diario Libre, este sacerdote recordó que la corrupción es una basura moral, que hace daño y contamina. Le hace recordar a Judas quien vendió a Jesús a cambio de dinero.
“Fíjate como la Semana Santa nos habla a nosotros. Qué hizo Judas, recibió un soborno para vender a Jesús. Los que están metido en corrupción y en sobornos deben ver la figura de Judas y decir, ese Judas me habla a mí y decir, me voy a arrepentir, pero no me voy a quitar la vida, voy a devolver el soborno que recibí”, argumentó.
Dijo además que hay muchos jueces que tienen que huir de lo que se dice en Semana Santa porque cuando le hablan de Poncio Pilato pueden decir “ese soy yo que estoy haciendo lo mismo hoy”.
La constructora brasileña Odebrecht desembolsó 92 millones de dólares, entre 2001 y 2014, en la República Dominicana a “funcionarios e intermediarios del Gobierno” y, como resultado, obtuvo unos beneficios de 163 millones de dólares, según denunció el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

“Sobornados de Odebrecht deben reflexionar en Semana Santa y devolver dinero”



SANTO DOMINGO. El dinero que recibieron funcionarios e intermediarios del Gobierno dominicano de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de obras, debe ser motivo de reflexión en esta Semana Santa.
El llamado lo hace monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, quien asegura que si el dinero no es devuelto al Estado, la historia les obligará a devolverlo.
“Recuerdo el mandamiento, no robarás y si robaste, arrepiéntete y devuelve lo que robaste, es lo que les diría a ellos, si no tienes fe, si eres ateo, eso que tú te robaste si no lo devuelves la historia te obligará a devolverlo”, planteó de la Rosa y Carpio.
“Qué van a pensar tus hijos, tus descendientes, no se sentirán felices de ti, están recibiendo un dinero que está lleno de podredumbre. Entonces ese dinero que se robó que se devuelva, lo mejor es reconocer: fallé y me arrepiento”, agrega.
Al conversar con Diario Libre, este sacerdote recordó que la corrupción es una basura moral, que hace daño y contamina. Le hace recordar a Judas quien vendió a Jesús a cambio de dinero.
“Fíjate como la Semana Santa nos habla a nosotros. Qué hizo Judas, recibió un soborno para vender a Jesús. Los que están metido en corrupción y en sobornos deben ver la figura de Judas y decir, ese Judas me habla a mí y decir, me voy a arrepentir, pero no me voy a quitar la vida, voy a devolver el soborno que recibí”, argumentó.
Dijo además que hay muchos jueces que tienen que huir de lo que se dice en Semana Santa porque cuando le hablan de Poncio Pilato pueden decir “ese soy yo que estoy haciendo lo mismo hoy”.
La constructora brasileña Odebrecht desembolsó 92 millones de dólares, entre 2001 y 2014, en la República Dominicana a “funcionarios e intermediarios del Gobierno” y, como resultado, obtuvo unos beneficios de 163 millones de dólares, según denunció el Departamento de Justicia de Estados Unidos.